Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo

Todos los capítulos están en Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1
A+ A-

Calendario Sagrado, año 447.

Por esos años discurría la era del Mito, los tiempos donde el mundo era dominado por los dioses, los espíritus y la magia. La larga batalla entre el ejército del rey demonio y el grupo de los Seis Héroes finalmente estaba llegando a su final.

Huesos, huesos y huesos. Restos de huesos estaban regados por toda la tierra, desplegando una gran cortina de miasma negra.

—… Así que incluso Necrozoa está destinada a caer.

En el salón del trono, en lo más recóndito de la Death Hold, la gran fortaleza oscura… se encontraba el rey demonio inmortal, Leonis Death Magnus, soltando un suspiro mezclado con miasma. Su cuerpo, que estaba cubierto con una gran capa de color negro azabache, estaba rodeado por un denso humo lleno de malicia.

Aquella figura de él, que era como la representación de la misma muerte, era objeto de miedo y desesperación por parte de toda la humanidad. No obstante, incluso siendo el Rey de los No Muertos, ahora mismo tanto su Ciudad de la Muerte como las tierras oscuras que dominaba habían sido invadidas por el ejército unificado de los humanos, semihumanos y espíritus, y ya no faltaba mucho para su destrucción.

Los Seis Héroes, aquellos bendecidos por los dioses, ya habían derribado las fortalezas del ejército del rey demonio. Habían derribado la Fortaleza de los Milagros a cargo de Dizolf, el monarca de los ogros; también la Fortaleza de Hierro y Sangre a cargo de Gazos, el rey de las bestias; la Fortaleza Dimensional a cargo de Azura Il, el demonio venido de otro mundo; la Montaña del Dragón Mágico dominada por el rey de los dragones, Veira; y por último la gran Fortaleza Submarina a cargo de Rivaiz el rey de los mares. La última base aún en pie era esta Ciudad de la Muerte.

El Rey Demonio Leonis estaba observando el campo de batalla a través de una bola de cristal en su mano derecha. El sonido de los huesos rompiéndose, crac crac, comenzó a mezclarse con el del viento de alrededor. Se trataba de un ejército de innumerables soldados esqueleto que marchaban por el desierto. Era un escuadrón de seres inmortales con espadas y lanzas creados por el poder mágico de Leonis. Sin embargo, incluso ese ejército que superaba fácilmente la cantidad de millares de unidades… fue mandado a volar en medio del campo de batalla como si se tratara de simples granos de arroz.

—¡Malditos héroes…!

Luego de ello, en medio del campo de batalla apareció la figura de un gran árbol brillante. Las enormes raíces que crecían desde el suelo comenzaron a golpear y a aplastar a los esqueletos.

—Así que el gran sabio Arakill… Y pensar que hasta tú te pondrías de parte de los humanos para ser uno de los sirvientes de los dioses…

Murmuró el rey demonio Leonis de forma repulsiva para luego aplastar el cristal en sus manos.

Gracias a la bendición recibida por parte de los dioses, los Seis Héroes habían obtenido cada uno un poder capaz de evolucionar infinitamente. Uno de esos seis, admirado por ser el más inteligente de todos, el gran sabio Arakill, devoró el Árbol Sagrado, el cual era el protector del Bosque de los Espíritus, y gracias a ello obtuvo su poder.

—Saldré al combate. Me encargaré de reducir a todos a cenizas con mis llamas oscuras.

El rey demonio Leonis tomó su bastón mágico, se colocó correctamente su capa de color negro azabache y se levantó de su trono.

—… Espere un momento, señor Magnus.

Dijo una voz que le llegó desde la espalda, por lo que se dio la vuelta. Era un lobo de color negro azabache que sostenía el dobladillo de su túnica con la boca y miraba desde abajo al rey demonio. Se traba del príncipe Blackas Shadow. Él era el príncipe del reino de las sombras y también un amigo de guerra del rey demonio Leonis desde hacía incontables años.

—Recuerde que usted es el último rey demonio, y no creo que a aquella persona le agrade que usted se marche de aquí.

Leonis se detuvo y apretó con fuerza su bastón mágico.

—… Sí, es cierto.

El rey demonio Leonis lo recordó en ese momento. Sí, él había recordado lo que ella… la Diosa de la Rebelión, le había encomendado.

La Diosa de la Rebelión ya lo había predicho. “Luego de mil años, en el momento que las estrellas caigan del cielo, aquel con mi poder en el cuerpo de un humano aparecerá ante todos…”, fue lo que ella había dicho. Por ende, su deber era encontrar a la portadora de esa diosa y también revivir a su ejército demoniaco. Aquello era el deber que ella le había encomendado al último rey demonio.

—Escuchen atentamente mis palabras, humanos. Por esta vez, me tomaré la molestia de aceptar la derrota. Pero recuerden estas palabras: ¡yo soy el rey de los inmortales, y en mil años resucitaré y recuperaré este trono!

… Y así, el gran rey demonio inmortal selló su propia alma en el mausoleo ubicado en lo más profundo de la tierra.

Tags: read novel Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo, novel Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo, read Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo online, Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo chapter, Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo high quality, Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 1 Prólogo light novel, ,

Comentarios