Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11

A+ A-

“Creo que nos desviamos de la explicación de los libros, ¿no hay problema?”

Uehara-san tiene razón. Ya hasta comienzo a sentirme avergonzado de hablar tanto sobre ese tema con una chica de mi misma clase.

“¡Quiero leer algo que me haga parecer una persona madura como tú!”

“Pues en ese caso lo mejor sería leer las cosas que están en la biblioteca. Al menos aprenderás una que otra cosa.”

“¿Pero eso no me dejará marginada como tú? La verdad tampoco quisiera eso.”

“Lo de marginado lo tengo de nacimiento, no es que lo obtengas leyendo libros.”

“¿Se supone que es algún tipo de broma o de verdad estás orgulloso de eso?”

Uehara-san río agradablemente.

Este es un rostro que no se solía ver muy a menudo en ella, ni siquiera en clases. Probablemente entonces, era su verdadera yo saliendo a flote justo delante de mí.

Al final, no compramos ningún libro y salimos de Hanseidou. Uehara-san insistió en querer hablar un poco más, así que pasamos por una cafetería y conversamos de cosas sin mucha importancia.

Decidimos que mejor yo elegiría algún libro de su agrado de la biblioteca de la escuela y se lo recomendaría. En la biblioteca también hay una que otra novela ligera, aunque con un contenido más común y con portadas no tan llamativas.

La reacción de Uehara-san al enterarse de eso fue muy divertida.

◇ ◇ ◇

Desde que fuimos juntos a Hanseidou, ella siempre viene a la biblioteca cada vez que es mi turno de encargarme del lugar.

“¡Tooyama, ya llegué!”

El libro que vino a devolver, para mí sorpresa, era una comedia romántica. Ni siquiera sabía que había una novela de este tipo aquí. Pero en fin, desde ese día, ella se quedó bastante pegada a la lectura y comenzó a prestar y devolver libros con más frecuencia.

La primera novela que ella eligió fuen una comedia romántica simple, la cual le había gustado. Luego de eso escogió una que otra de romance y también le dio una buena crítica.
“Las chicas no son como las heroinas de una novela en la vida real. A veces creo que los chicos esperan mucho de nosotras.”

Dijo ella, como si tratara de despertar de su sueño a todos esos chicos. Ella hablaba de esas cosas hasta que se marchaba de la biblioteca.

Uehara-san poco a poco iba recorriendo el camino hacia el mundo otaku.

Takai por su parte, siempre suele venir después de clases, independientemente de si yo estoy o no aquí, dado que es su rutina. Aunque por eso mismo Uehara-san siempre aprovecha para hablarle.

“Takai-san, Takai-san. ¿Ya has leído esta novela? Está muy muy divertida.”

Dice Uehara-san mientras extiende la novela ligera hacia Takai.

“Yo no leo ese tipo de libros. Además, está prohibido hablar en la biblioteca. Quiero seguir leyendo tranquila, por favor no me hables.”

Las dos siempre repiten el mismo patrón. Uehara-san le habla a Takai, ella le responde una vez y luego se aleja.

Una de las razones era porque a Takai no le gustan las historias de romance. A ella le gustan más las novelas un tanto más oscuras, con NTR, pero Uehara-san todavía no se da cuenta de eso.
Aun así, ella trataba de averiguar sus gustos con cada pequeña conversación que tenían.

“Haah… Hoy tampoco pude descubrir qué tipo de libros le gustan. Es que, siempre se pone a leer libros complicados, y yo ni loca los leeré.”

Las novelas que Takai suelen leer están llenas de letras, y eso era algo que Uehara-san no disfrutaba de leer, porque era más de lecturas ligeras.

“Tooyama, ¿qué libros le gustan a Takai-san? Vamos, dímelo.”

“¿Y por qué no le preguntas qué está leyendo?”

“¡Porque no entendería ni pio de lo que está leyendo! Quiero que conversemos de cosas más sencillas.”

“Pues si quieres llevarte bien con ella debes preguntarle directamente a ella.”

Yo ya sé qué tipo de libros le gusta leer Takai, pero no tendría sentido para Uehara-san que yo se lo diga, así que no se lo diré.

“Dios… ¡No te cuesta nada!”

La verdad es que en el fondo quiero que Takai se lleve bien con Uehara-san. Debido a sus circumstancias familiares, siento como si algo dentro de su corazón faltara, como si hubiese un hueco que trata de tapar teniendo sexo conmigo.

Sin embargo, el efecto de eso es momentáneo. Aunque cierre ese hueco temporalmente, al poco tiempo se vuelve a abrir, y yo, en mi posición de simple estudiante de prepa, no puedo hacer mucho más por ella.

Takai jamás me habla de lo que siente, nunca me pide ayuda con nada, y probablemente es porque no quiere que yo haga algo por ella.

Pero por eso mismo pienso que tal vez algo dentro de ella pueda cambiar si consigue a una amiga de su misma edad, alguien sincera como Uehara-san. Pienso, tal vez inocentemente, que se solucionaría si tuviese a alguien que la escuchara y la entendiera.

Y creo que esa es la mejor opción, pues es la opción más natural.

“Quiero prestar este libro.”

Takai trajo un libro, y luego de terminar con el registro se lo vuelvo a dar.

“El tiempo límite de devolución es de dos semanas.”

Ella no toma el libro, sino que me agarra de mi muñeca y me jala hacia ella. Me acerco a su rostro, a una distancia en la que podemos besarnos, a una donde puedo sentir su agradable aroma.

Luego, ella acerca sus lindos labios hacia mi oído y dice.

“Tengamos sexo hoy. Te estaré esperando.”

Uehara-san está entretenida mirando hacia otra parte y por eso no creo que haya escuchado. Pero lo que acaba de hacer perfectamente guardaba la posibilidad que nos descubriera. ¿Qué pasa con ella?

No lo sabía, pues a final de cuentas sigo siendo un solitario que no entiende a las mujeres.

◇ ◇ ◇

Esa misma noche fui a casa de Takai y como ya era costumbre, me acosté con ella.

Ya cansado, me acuesto tranquilo sobre la cama y luego ella me pregunta.

“Yuuki.”

“¿Qué sucede?”

“¿Por qué esa chica sigue insistiendo conmigo?”

“¿Hablas de Uehara-san?”

Takai asintió.
No creo que haya problema en decirle que es porque quiere llevarse bien con ella.

“Pues, dice que quiere ser tu amiga.”

“¿Para qué?”

“Ni idea. Solo dijo que porque estamos en la misma clase.”

“Fuum… Qué rarita.”

“¿Tú crees? A mí me parece una chica sincera y buena.”

“… Yuuki, ¿estás enamorado de ella?”

“¿Eh? Pues no, no siento nada de eso por ella…”

“Ya.”

“¿Qué sucede? Es raro que preguntes eso.”

“No es nada.”

“¿Por qué no tratas de ser más amable con ella?”

Takai no respondió a mis palabras.

La verdad no sé qué impresión tenga Takai de ella, pero creo que muy pronto serán amigas.

Tags: read novel Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11, novel Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11, read Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11 online, Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11 chapter, Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11 high quality, Saenai Boku ga Kimi no Heiya de Shiteiru Koto wo Classmate dare mo Shiranai 11 light novel, ,

Comentarios