Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3

A+ A-

Capítulo 3 – Stefanny fou Offrey 

La academia– la academia era una escuela que reunía a los hijos de los nobles del reino de Holfart para educarlos.

Además, era el escenario de ese juego otome.

La academia desde un principio fue abierta solo para aceptar a los hijos de los nobles, pero en un momento aceptan a la protagonista como estudiante becada y desde ahí empieza la historia.

No sé qué tipo de desarrollos suelen tener los otomeges, pero ya escuchar eso me suena algo forzado. 

No obstante, eso no era lo único raro, y es que todo este mundo era raro.

Dentro de la escuela vi a una chica de cabello rubio peinado en dos trenzas, caminando mientras era rodeada por otros estudiantes.

Esos estudiantes estaban formando un círculo alrededor de la chica que seguía caminando sin detenerse.

La chica tenía un peinado extraño, y aunque su rostro en sí era bastante bonito, su actitud y expresión la arruinaba por completo.

Atrás de ella venían chicas, hijas de nobles, aunque solo caballeros y baronets.

La diferencia de esta escuela con alguna de mi vida pasada, es que aquí el poder de la familia mandaba. 

No era nada raro que los hijos de los nobles al momento de ingresar, ya vinieran con un grupo de acompañantes, provenientes de algunas otras familias con los que tenían alguna relación.

Atrás de la chica y su grupo venían los sirvientes. Estos eran esclavos de una raza llamada semi-humanos. 

Eran tres en total. 

Dos de ellos eran hombres bestia y el otro un elfo.

Aunque su posición oficial era la de esclavos, en realidad ellos firmaban un contrato y ganaban dinero a cambio de sus servicios. 

Era normal que las hijas de familias pudientes, desde barones y vizcondes, contrataran a esclavos para que se encargaran de servirle dentro y fuera de la escuela.

Los semi-humanos– Todas esas razas tenían una buena apariencia.

Todos eran atractivos, y por eso muy populares entre las mujeres aristocráticas.

Siendo más detallista, los contratos también incluían el permiso para una relación carnal.

Por eso, que una chica lleve consigo a un esclavo atractivo, significaba que ese esclavo era su amante.

–Qué mundo más de mierda.

¿Por qué? preguntarán. Sencillo, porque a los hombres se nos tiene prohibido tener esclavas.

Las mujeres tienen permitido hacerlo, pero si un hombre consigue a una esclava, la gente lo despreciara, lo juzgará e incluso dirá que está cometiendo un crimen de odio.

¿Cómo es que le decían a eso? ¿Poner a la mujer por encima del hombre? 

–Si me dieran escoger el mundo al cual reencarnar, jamás elegiría este.

La chica seguía caminando con todo su grupo como si nada, y ni siquiera se le cruza por la mente que está siendo un estorbo para las demás personas.

Ella solo camina, sonriendo de forma desalmada hacia los chicos y chicas que están en una posición más débil.

Decidí no meterme en problemas y abrir el paso, pero los idiotas que iban detrás de ella me miraron y comenzaron a burlarse.

Parece que siempre se burlan de todos los chicos de la escuela.

Una vez los idiotas se fueron, Luxion aún invisible me habló.

“Debo confesar que es muy divertido ver cómo unos esclavos se burlan de ti. Aunque también se me es incomprensible por qué dejas que eso pase siendo tú un noble.”

Le conté las razones procurando que nadie más me escuchara.

“Los chicos de esta escuela están aquí para conseguir un matrimonio con alguna chica. Se podría decir que esta es la última instancia.”
“Ustedes los humanos viven en un ambiente muy extraño. Aunque es raro ver a un grupo actuar de esa forma a los ojos de todos.”

En esta escuela, la posición de los hombres era muy débil, aunque ciertamente era raro ver a alguien actuando de esa forma tan abiertamente.

“Es que, creo que la he visto en algún otro lado, pero no me acuerdo quién es. Uhmm~~”
Creo haberla visto en ese otomege, o tal vez no.

La verdad es que mis recuerdos eran un poco vagos.

Me rasqué la cabeza tratando de recordar, y entonces escuché los murmullos de un pequeño grupo de chicas.

“Esa es la hija de la casa Offrey.”

“¿Te refieres a esa casa que subió de rango usando trucos sucios?”

“Sí. Antes eran comerciantes. La verdad no quiero involucrarme mucho con esa gente.”
Las tres comenzaron a hablar normalmente una vez todos los del grupo de la hija de los Offrey se alejaron lo suficiente.

“Si hubieran subido de rango trabajando de aventureros estaría bien, pero ellos literalmente compraron su posición, ¿no?”

“Yo escuché que ni siquiera son descendientes de aventureros.”

“¿Y entonces cómo es que se atreve a llamarse a sí misma una noble? ¿No le da vergüenza venir a esta escuela?”

Poco a poco las risas comienzan a surgir entre las chicas.

“Son condes pero casi nunca son invitados al palacio.”

“De seguro son odiados hasta por la realeza.”
“¿Y cómo no? Si ni siquiera son nobles de verdad.”
Me di la vuelta con una expresión complicada, tratando de ver a la famosa hija de los Offrey.

“¡…!”

Pero me di cuenta que la hija de los Offrey se había detenido y estaba girada, mirando con desdén hacia el grupo de las chicas que estaban hablando de ella.

Y así, luego de unos segundos más de aquella mirada fulminante, ella se marchó.

Después de clases, la misma chica que estaba caminando por el pasillo sin prestarle atención a las demás personas, llamó a las tres estudiantes detrás del edificio de la escuela.

El nombre de esa chica era Stefanny fou Offrey, la hija de la familia del conde Offrey. 

“Escuché que estaban hablando mal de mí esta tarde.”

Las tres chicas parecían asustadas mientras Stefanny acercaba su rostro a ellas alegremente. 

Allí solo estaba ella y su grupo de tres sirvientes.

El resto de su grupo estaba esparcido por el lugar, vigilando que nadie se acercara.

“¡E-Eso no es cierto! ¡Es verdad que hablamos de ti, pero nadie dijo nada malo!” 

“Ya veo. ¿Tú qué dices?”

Stefanny miró a uno de sus sirvientes.

Al hacerlo, ese sirviente tocó con sus dedos sus orejas. 

“Es verdad, no lo hicieron. Solo estaban hablando mal de su familia, no de usted, señorita.”

Stefanny puso una mueca en su cara, una sonrisa mientras veía a la chica que dio esa excusa.

Luego, su expresión cambió rápidamente.

“Como ven, mis mascotas tienen una muy buena audición, así que escucharon todo lo que dijeron. Pero a ver, ¡¡díganlo de nuevo!! ¡¿Qué van a decir de mi familia, estupidas hijas de nobles pobres?!”

Stefanny tomó a la chica desde el cuello de su camisa, la agitó con fuerza y luego la golpeó contra la pared. 

Ella había perdido la razón, y una vena estaba brotada en su rostro.

Mientras tanto la chica que había sido atacada simplemente se dejó caer sobre sus rodillas mientras lloraba.

“Lo siento mucho, lo siento mucho.”

Stefanny la soltó y luego miró a las otras dos. 

“¡¿Quienes son para creerse más que yo?! Ustedes no son más que las hijas de unos nobles pobres. No crean que todo en la vida se consigue a base de esfuerzo e historial, me dan asco.”
Stefanny seguía perdiendo el control, hasta que uno de sus sirvientes entró a detenerla.

“Señorita, sus palabras se están volviendo muy poco sofisticadas.”
Eso hizo que Stefanny se dejara de comportar así. 

Claro que, eso no significaba que había perdonado a las tres chicas.

“Ya verán lo que se ganan por meterse con la casa Offrey. Jamás, nunca las perdonaré por haberse burlado de mí.”

Aquel tono y mirada fría hizo que las piernas de las chicas temblaran.

La familia Offrey ya era famosa dentro del reino.

Por eso, recién ahora se habían imaginado lo terrorífica que era haber hecho enojar a alguien de esa casa.

Anteriormente, la casa Offrey tenía la posición de vizconde. 

Sin embargo, por dinero, ellos vendieron su posición de noble a un comerciante. 

Claro que, de cara al público, se dijo que habían adoptado a uno de los hijos de ese comerciante, pero estaba más que claro que habían vendido su rango de nobleza.

Luego de eso, el hijo de ese comerciante tomó las riendas de la familia y logró escalar hasta el rango de conde. 

Por supuesto que esto hizo que se ganara el recelo de los demás miembros de la nobleza debido a su forma de escalar los rangos.

Sobornos, amenazas, etc.

Incluso existían rumores de que tenía algo que ver con una banda de piratas del aire. 

En todo caso, así era la casa Offrey, una familia llena de malos rumores.

Y la cereza del pastel es que la hija de esa casa, Stefanny, tenía un gran complejo de inferioridad.

A pesar de haber nacido en una casa noble, ella nunca era tratada como tal. 

Por eso ella no podía aguantar más que la tratan de esa forma, con todos diciéndole que no era descendiente de ningún noble.

(¡¿Cuándo será que dejarán de menospréciame?! ¡Me comprometí oficialmente con Brad-sama de la casa Field y aun así se niegan a aceptar que soy una noble!)

Stefanny tenía un prometido desde antes de entrar a esta escuela.

Era Brad, el hijo mayor de la casa del marqués Field.

La casa Field era una de las casas de nobles más famosas del reino, que existía desde su misma fundación, y Stefanny estaba oficialmente comprometida con su heredero.

Para la familia Offrey por supuesto, era la oportunidad que tanto esperaban, la oportunidad para mezclar sangre noble en su familia.

Mientras Stefanny pensaba en qué tipo de castigo le daría a las tres chicas, una de sus acompañantes se acercó corriendo, nerviosa.

Su nombre era Carla Fou Wayne.

Su familia tenía el rango noble de Baronet, y su distintivo era su largo cabello lacio azul marino. 

Carla era un poco más hábil que las demás acompañantes, por lo que Stefanny solía depender mucho de ella para varias cosas.

“¡Señorita!”

“– ¿Qué sucede?”
Stefanny se enojó al ser interrumpida, y esto hizo que Carla titubeara un poco.

Sin embargo, el tema parecía ser urgente, por lo que ella de todas formas le informó.

“Hay una chica que está tratando de acercarse a Brad-sama.”

“¿Qué?”

Stefanny respondió con una voz tétrica, lo que hizo que Carla se asustara todavía más.

Ella se acercó a Carla y la agarró con fuerza de sus hombros.

“¿Quién? ¿Quién se está acercando a él?”

“¡Marie! ¡La hija del vizconde Rafan! ¡Parece que ella se le acercó a hablar a Brad-sama, muchas chicas la vieron así que no hay duda de ello!”
Al escuchar eso, Stefanny se enojó aún más, hasta el punto de apretar sus dientes con fuerza. 

Sus cejas se levantaron, formando una arruga profunda en su frente al mismo tiempo que le dio una orden a su grupo de acompañantes.

“Investiguen eso a fondo. Acercarse a Brad-sama con esas intenciones es literalmente buscar problemas con la familia Offrey.”

Para ella cualquier chica que se le acercara a Brad estaba literalmente buscando problemas con su casa, pues ella era su prometida.

A este paso volvería a armar un escandalo dentro de la escuela si se quedaba de brazos cruzados.

Por eso, una intensa ansiedad atacó a Stefanny, ansiedad provocada por el sentimiento de menosprecio de los demás nobles hacia ella, y el sentimiento de peligro al poder perder la oportunidad de que finalmente acepten que es una noble.

“–Aplastaré a cualquiera que se atreve a ponerse en mi camino, sin importar qué.”

Era de noche.

Estaba en mi habitación del dormitorio de chicos. Allí abrí una libreta vieja porque había algo que no me dejaba de intrigar desde la tarde.

En esta libreta había información del otomege que puse sacar cuando recuperé los recuerdos de mi vida pasada.

En ese momento me di cuenta de que este mundo era el mundo de ese otomege. 

Al mismo tiempo, pensé que tener información sobre el juego me ayudaría de alguna manera, así que anoté todo lo que pude mientras todavía podía recordarlo.

Es decir, esta libreta era como una guía del juego para mí.

Sí que hice un buen trabajo.

Rápidamente encontré información sobre la familia Offrey. 

“Con razón me sonaba de algo ese nombre. Es la misma Stefanny que aparece a la mitad.”
Ahora que lo recordaba un poco mejor, ciertamente el personaje tenía la misma personalidad que la chica que había visto hoy. 

Luxion que estaba flotando en la habitación me miró con el lente de su ojo.

“Parece que ya la recordaste.”

“Sí, al menos ahora ya me salí de la duda, pero tampoco es que sea muy bueno el haberla recordado.”
Cerré la libreta y luego la metí en una bolsa de cuero que estaba debajo de la cama.

Luego de meter la libreta allí, volví a esconder la bolsa debajo de la cama.

“Por tu reacción, imagino que es una persona problemática.”

“Tanto como para atacar con piratas del aire solo por envidia de la popularidad de la protagonista. En el juego su personalidad es horrible, pero parece que en la vida real lo es más.”

Aunque ciertamente tenía suerte de que fuera igual que en el juego.

No quisiera imaginar tener que tratar con alguna otra singularidad como Marie.

No obstante, eso no cambiaba el hecho de que era una molestia tener a alguien como Stefanny aquí en la academia.

“¿Dices que guardan alguna relación con los piratas del aire? Según tengo entendido, los nobles de este reino tienen una postura muy severa en contra de esos grupos.”

Los nobles del reino de Holfart, especialmente los territoriales, odian a los piratas del aire, o mejor dicho a todo tipo de piratas.

No los puedo culpar por ello, cualquiera odiaría a alguien que se metiera a robarte en las narices. 

Pero existen excepciones.

“Si unen fuerzas con ellos y consiguen más riquezas, tendrán muchos más aliados. Aunque según recuerdo, en el juego luego de que perdían con Olivia-san y el resto, todos en esa familia se daban a la fuga.”

Por eso Stefanny era por así decirlo, la villana de la parte intermedia del juego.

Ella tenía un lugar en la historia a diferencia de un mob como yo.

“Ahora que recuerdo, también era la prometida de Brad.”

Luxion entonces notó algo que le llamó la atención y me preguntó.

“Brad es el hijo mayor de una renombrada familia de nobles, ¿no es así? No le veo sentido a actuar de forma tan imprudente teniendo a un prometido como él.”
Da lastima porque si no hubiera hecho nada, y mientras Olivia-san no escogiera a Brad, ella se hubiera podido casar tranquilamente con él. 

Sin embargo en el juego ella lo pierde todo por culpa de su actitud imprudente.

No es que me compadezca de ella, pero me da pena saber cómo terminará por culpa de una mala elección.

“Bueno, no sirve de nada pensar en ello porque ella siempre fue un personaje imprudente.”

“Amo, creo que poco a poco estás escapando de la realidad y anteponiendo la información del juego.”

“¿Y cuál es el problema? No es que esté equivocado en este caso.”
“–Solo espero que eso no te lleve a pasar por un mal momento algún día. Aunque de cualquier forma, eso sería la menor de mis preocupaciones.”

Para Luxion realmente nada de esto era un problema.

Después de todo, si quisiera podría destruir él solo al mundo.

Lo liberé solo porque no quería morir, pero ya empiezo a arrepentirme de mi decisión.

“Por cierto, ¿sabes qué está haciendo Marie ahora?”

Cambié de tema y Luxion comenzó a informarme sobre Marie.

“Luego de lo que pasó en la biblioteca, ella siguió tratando de ejecutar su plan. Hoy también se acercó a otro de los chicos a conquistar.”

“¿Hoy también? Pero eso significa que–”
Volví a tomar la libreta y comencé a hurgar en las páginas para saber con quién se produciría el evento de hoy.

Tags: read novel Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3, novel Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3, read Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3 online, Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3 chapter, Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3 high quality, Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 3 light novel, ,

Comentarios