Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0

A+ A-

Prólogo

 

La vida está llena de decisiones.

¿A dónde iré hoy? ¿Qué comeré hoy? ¿Con quién hablaré? ¿Sobre qué hablaré?

Así es como la gente vive su vida, tomando pequeñas decisiones incluso en los días más monótonos.

Pero incluso en ese tipo de vida, existen decisiones irreversibles.

Por ejemplo, si ponemos a los juegos como ejemplo, sería algo así como elegir a qué ruta entrar, ¿no creen?

Claro que, a diferencia de los juegos, en la vida real, en este mundo, no existe un sistema para guardar y cargar los progresos.

En esta vida ni siquiera podemos volver hacia atrás, lo único que tenemos delante es un botón de apagado. Ahora me pregunto, ¿quién fue el que habrá dicho eso?

En fin, lo que quiero decir es que, hay decisiones que, una vez tomadas, ya son irreversibles.

Uno se pregunta; ¿y si hubiera escogido una opción diferente aquel día, en aquel lugar?
¿Qué tipo de desenlace pudiera haber presenciado?

 

Parte 1

 

Todo sucedió el primer día de vacaciones.

Aquella mañana, de repente y sin consideración alguna, mi hermana menor llegó hasta el apartamento donde vivía solo.

Apenas me levantaba, abrí la puerta de la entrada con un ojo abierto y el otro cerrado, y ese fue mi error.

Al hacerlo, mi hermana entró de buenas a primeras a mi apartamento y luego extendió hacia mí una bolsa que traía en la mano.

Parecía una de esas bolsas en las que normalmente se entregaban los regalos, pero al revisarla, lo que allí había era una un juego y una memoria USB.

¿Es un regalo para mí? Pero la portada de ese juego lucía extraña…

Era una portada donde había una chica al centro, que parecía ser la protagonista, rodeada de muchos chicos atractivos a su alrededor.

Probablemente, este era uno de esos famosos juegos de simulación de amor para chicas, los otomege.

Rasqué mi cabeza, despeinada porque recién me despertaba, todo mientras miraba la portada de ese juego y luego miraba hacia mi hermana que estaba con una gran sonrisa en su cara.

“¿Y esto qué?”
Hice la pregunta más natural en esta situación, pero ella simplemente suspiró, como si estuviera atormentaba por mi falta de razonamiento.

Mi hermana puso ambas manos en su cadera, extendió un poco hacia adelante la parte superior de su cuerpo hacia mí, mientras me veía con una ceja levantada; una expresión irritada.

Pero finalmente se dio cuenta que yo no iba a entender nada a menos que me lo explicase, por lo que algo tosca, me dijo exactamente lo que quería que hiciera.

“Es un juego que llevaba tiempo esperando, pero está ridículamente difícil y no he podido completarlo. Tú ya estás de vacaciones y con tiempo libre, ¿no? ¿Puedes terminarlo por mí?”

Me cuesta aceptarlo, pero me llamó la atención eso de que un otomege sea ridículamente difícil.

Pero al mismo tiempo me molestaba que pensara que estaba de holgazán solo por estar de vacaciones.

Sí, siempre he odiado esta actitud de mi hermana menor, siempre tratandome como su pequeño criado.

“Ni siquiera sabes si de verdad tengo tiempo libre o no así que cierra la boca. Además, ¿qué dificultad puede tener un estupido juego de romance? ¿Que no es solo tomar decisiones y a lo mucho un par de mini juegos?”
Normalmente los juegos de simulación de amor o citas se basan en decidir las palabras de la protagonista mediante elecciones para así avanzar en la historia.

Así que, sin importar qué tan mal se le dé a uno los juegos, solo tiene que probar escoger todas las opciones posibles, y en el peor de los casos simplemente revisar las páginas de guías y así completar el juego sin problema.

Pero, eso es algo que esta hermana menor sabe muy bien, después de todo, ya ha jugado y completado varios juegos de este estilo.

“Eso mismo pensé yo. Es decir, la parte de las citas y eso está bien, pero el problema son las otras dos partes.”

“¿Qué partes?”

“¡La parte de exploración y batalla! ¡Están en dificultad demoníaca!”

Mi hermana frunció el ceño y luego comenzó a hablar de los problemas que tuvo con este juego.

“Es que la parte de exploración es como de estilo RPG. Y bueno, hasta ahí todo bien, pero llega a un punto donde empieza una guerra y se transforma en una especie de juego de asedio.”

–¿Qué rayos con ese juego? Es como si ese juego otome se hubiera convertido en uno donde todo vale con tantos elementos innecesarios para el género.

Pero, como hombre, sinceramente esas dos cosas me interesaron.

Si fuera un galge normal y no un otomege hasta lo hubiera comprado.

Pero al parecer esas dos partes eran la molestia para mi hermana.

“No importa qué haga, siempre me estanco a mitad del juego y no puedo completarlo. Tú has jugado mucho a este tipo de juegos, ¿no? De seguro puedes completarlo.”

Maldita… ¿Será posible que algún día pueda hablar con ella sin que diga algo que me toque una venita de la cabeza?

La verdad es que me llama la atención, pero no tengo intención alguna de jugar un otomege así que le dije que no.

“Solo mira las guías en internet y completalo tú sola.”
“¡Si pudiera ya lo hubiera hecho en vez de venir a tu apartamento! ¡Las páginas de guías están llenas de quejas y no hay información confiable!”

“¿A qué te refieres?”

“Digo que esta cosa tiene mucho contenido de pago. Y lo único que veo son comentarios que dicen ‘’compra esto, te ayudará en la parte de exploración~~’’ ‘’Si compras esto pasarás las partes de batalla de forma bien ez~’’ Y otros incluso dicen, ‘’si quieres pasarlo entonces gasta dinero’’.”

En pocas palabras, el juego es muy complicado si se trata de pasar de la manera tradicional, pero fácil si se paga por el contenido de pago.

Ya, para un jugador, eso no da una muy buena impresión.

Las quejas tienen sentido, pensé. En eso mi hermana menor unió ambas manos y me miró con ojitos de cachorrito.

– Lo acabo de notar pero, por alguna razón ella vino bien arreglada hoy.

Ella estaba vistiendo ropa más selectiva, algo que normalmente no solía hacer cuando venía a mi apartamento.

“Por favor Onii-chan, completa el juego por mí~ Ah, y desbloquea todo el contenido, ¿bien? Quiero disfrutar luego de todos los CG.”

Ella solo me llama “onii-chan” cuando quiere algo de mí.

Vamos a ser sinceros, la verdad es que bien podría catalogar a mi hermana entre las chicas bonitas.

Y dado que también es buena en los estudios y deportes, y agregado a eso tiene una apariencia envidiable, la gente a su alrededor siempre la ha adulado desde que estaba en primaria.

Ahora ya está en la universidad, y a diferencia de mí, ella vive con nuestros padres.

–Pero aquí estaba yo, aterrado por esa expresión y dulce voz de gato de mi hermana menor. Tanto así era que me alejé medio paso de ella, con mi cara deformada de desagrado.

Al ver esto, ella se enojó conmigo e hizo un puchero.

“¡¿Por qué pones esa cara de asco?! ¡Tú linda hermanita te está pidiendo un favor!”
“¿Linda hermanita? ¿Dónde? Que yo recuerde, solo tengo a una hermanita malcriada y arrogante.”
A veces cuando veo a las personas que ponen a mi hermana en un altar, me dan ganas de decirle que despierten y vean la realidad. Y es que, para un hermano mayor, una hermana menor, ya sea de sangre o no, es una enemiga… Bueno, no tanto así, pero sí es alguien molesta.

Pero aunque se los explique, mis amigos simplemente dicen, ‘’no bromees~’’ y no se lo tragan.

Solté un pequeño suspiro.

“Si lo que quieres es ver todos los CG de los eventos puedes buscarlos y verlos en alguna página de videos, ¿no? Ni siquiera hace falta completarlo.”

Le dije que era una pérdida de tiempo, y al parecer ella misma lo sabía. Lo entendía, lo sabía, y aun así quería que lo completara.

“A mí no me gustan ese tipo de gameplays.”

Bueno, es verdad que hay varios problemas con eso. De hecho, yo también trato de no ver gameplays de ni siquiera de los ADV que tanto me gustan.

Por un momento me sorprendo por la actitud de mi hermana, pero ella no demora en mostrar su verdadera cara.

“Además este juego tiene un sistema para cambiar de nombres. O sea que en los eventos, o las escenas de confesiones de amor, los personajes te llamarán por tu nombre.”

Mi hermana dijo eso mientras se lo imaginaba, con los ojos cerrados, y nuevamente me di cuenta de lo podrida que estaba.

Pero, ¿se puede cambiar el nombre de la protagonista? Qué sistema tan poco útil. Hubiera sido mejor si le dejaban con un nombre ya de manual.

De esa forma de seguro esta tonta hermana menor no me hubiese venido a molestar con este juego.

Además, jugar a un juego de citas con una protagonista que tiene el nombre de mi hermana menor no es cómo… ¿una totura?
“Pues entonces con más razón completalo tú misma.”

“Ya te dije que no puedo, estoy ocupada. Ahora mismo me voy de viaje al extranjero con unos amigos.”

“¡¿Al extranjero?!”
Eso me sorprendió, pero a la vez entendí todo.

Ahora tenía sentido el atuendo tan arreglado de mi hermana menor.

Esta hermana nuevamente me habló en un tono dulce, llamándome otra vez “onii-chan”:

“Onii-chan, ¿no será mucha molestia que me regales  un poquito de dinero?”

“Obviamente la respuesta es no. Ve y pídeselo a papá, de seguro y hasta salta de la alegría mientras te lo da.”

“Papá ya me dio.”

“… ¿Ya te dio dinero?”
Tapé mi rostro con una mano mientras imaginaba la figura de mi padre mientras le daba dinero a mi hermana menor.

Mi hermana siguió pidiéndome dinero, esta vez entre amenazas.

“Si me haces estos favores, podría ayudarte a deshacer el malentendido que tuviste con mamá.”
Al escuchar eso del malentendido con mi madre, recordé lo que pasó hace algunos días.

Rápidamente me enojé y le respondí a mi hermana.

“¡Pero si fue tu culpa! ¡Tú fuiste la que dejaste esas revistas de BL en mi habitación!”
En casa de mis padres todavía está mi habitación.

Y en esa habitación mi hermana esconde su afición, las revistas BL. Ella oculta este tipo de cosas de todos, excepto de mí.

Pero un día que mi madre estaba limpiando, encontró las revistas BL de mi hermana, en mi habitación.

Ese mismo día mi madre me llamó diciendo: “si bateas para ese lado me hubiera gustado que al menos me lo dijeras”. 

Al preguntar por los detalles y enterarme de todo, rápidamente traté de explicarle que era un malentendido pero mientras más trataba de convencerla, más dudaba de mí. 

Lo peor vino cuando ambos lo aceptaron, ellos dijeron: “bueno, no importa”, como si nada.

Y para cuando me dijeron “no era necesario que estuvieras dentro del closet todo este tiempo”, ya mi enfado y odio por mi tonta hermana menor estaba por las nubes. 

Ellos se habían tragado el cuento de que todas esas revistas gay y contenido BL no eran de ella, sino mías.

Ya la diferencia de confianza que le tenían a ella y a mí era clara. 

Y mientras yo tenía que lidiar con todo eso, ella estaba allí sonriendo burlescamente.

“Por eso, si completas el juego por mí le diré a mamá que todo fue un malentendido. A ti te encantan los galges así que será pan comido.”

No tenía más opción, no si quería quitarles esa imagen de mí a mis padres. 

¿Acaso alguien puede entender lo duro que fue para mí que no me creyeran por más que les explicaba que me gustan las mujeres?
“¿E-En serio lo harás?”
“Pero claro, te lo prometo, onii-chan. Ah, pero dame algo de dinero también. Tranquilo, no me olvidaré de traerte un recuerdo.”
Mi hermana me veía con una gran mueca en la cara mientras yo sacaba mi billetera y le daba dinero.

“Toma, tragatelo.”

“Gracias, hermano.”

Y ahora que ya consiguió el dinero, volvió a llamarme como siempre. Sí, así es la verdadera forma de ser de esta hermana menor.

Pero ella no tiene ningún trabajo de medio tiempo.

Por eso de seguro vino a pedirme dinero para su viaje, y de paso encasquetarme este juego otome.

Mi hermana salió por la entrada de mi departamento y felizmente se fue alejando. 

Todo mientras se despedía haciéndome de la mano.

“Bien, no te vayas a olvidar de completar el juego eh~ Quiero verlo completo al full.”

Al full, significa completar el juego al 100% para poder ver todas las imágenes y videos del juego.

No tenía problema en completarlo, mi problema era más con eso de la dificultad difícil. 

Tomé el juego y lo miré frunciendo mis cejas.

“No sé cuántas veces voy a tener que repetirlo…”

Le eché un vistazo a la portada, y a simple vista no era algo llamativo para un hombre como yo… o eso pensé, pero curiosamente, había algo que me llamaba de la protagonista.

Y es que, a pesar de ser un otomege, un juego para mujeres, la protagonista no tenía un diseño muy agradable para las mujeres.

Leí el título, o tal vez el subtítulo (?) del juego, estaba en japonés.

“Un amor antiguo, vaya…”


Parte 2 

 

Ya estaba por anochecer.

“¡¡A ver ver, ¿qué es esta mierda?!! ¡¡Nada de difícil, más bien es como si el juego te impidiera que lo pases!!”
En el monitor conectado a la consola estaban las letras de game over.

Unas palabras que ya había visto varias veces en este juego, sí en este otomege, pues ya había perdido un montón de veces.

Y no es por nada, pero me considero alguien muy común entre los gamers.

Es decir, no soy ni muy bueno pero tampoco malo.

La mayoría de juegos que he comprado los he completado.

Y con respecto a este, pensé que sería fácil si solo me metía a los sitios de guías para completarlo, eso hasta que lo jugué por unas cuantas horas…

Las partes de diálogo o eventos se pueden skipear, pero las demás partes, la de exploración o aventura, y las de batalla no se pueden saltar.

En los juegos de romance comunes y corrientes, no es muy tardado llegar al final con la opción de skipear texto.

Pero en este toma más tiempo porque las partes de exploración y batallas no pueden saltarse.

Además que las partes de batalla en especial son un martirio, un verdadero sufrimiento.

Cuando cargo la partida desde el botón de cargar, me manda al mismo mapa en el que perdí.

El mundo en el que está ambientado el juego es uno de espadas y magia, pero por alguna razón que sigo sin entender, la tierra en ese mundo flota.

Y el medio de transporte tradicional de las personas en ese mundo son barcos voladores… aeronaves, en otras palabras.

El estilo o diseño son variados; algunos pueden tener aspecto de veleros y unos otros de naves que sí existen en la vida real.

Y mientras pueda elevarse, pues parece que el diseño no importa mucho.

Por ahí no tengo problema.

Pero el caso es que, las partes de batalla son con esas naves con grandes cañones instalados en ellos.

Además, para salir a pelear fuera de las naves se necesita algo así como un traje de poder.

Son como tipo armaduras, robots de 3 a 4 metros en los que cabe una persona.

Es en esas armaduras con formas de caballeros que los chicos, los objetivos a conquistar pueden montar para pelear en las partes de batalla.

–Eso de hecho me gusta.

El problema es que esos chicos son increíblemente débiles.

“¡Toma esto! Este es mi ataque definitivo–”

Al entrar a la parte de uno de ellos, la parte del príncipe heredero, Julius Rafa Holfart, este estaba tratando de realizar una técnica definitiva.

Pero en medio de la técnica, la nave enemiga activa un ‘’contrataque’’ que interrumpe la activación del ataque definitivo del príncipe, lanzando al mismo tiempo un ataque que este recibe a la perfección dejando sus puntos de vida en 0.

“¡¡No puede ser, el príncipe Julius ha caído!!”
Y luego de que los aliados gritan eso, la pantalla se vuelve oscura y aparece el mensaje de game over.

Mis manos en el control comenzaron a temblar, y luego lo lancé con fuerza a la cama. No lo lancé al suelo solo porque no quería que se rompiera con el impacto.

“¡Maldita sea, el maldito príncipe se hunde demasiado rápido! ¡Además, ¿qué mierda con ese punto de inicio?! ¡¿Por qué diablos te dejan cargar desde el punto en el que te rompen la madre?! ¡¿Además por qué no puedo esperar a que lleguen mis refuerzos?! ¡¿Qué se supone que debo hacer entonces?!”

Traté desesperadamente de buscar guías y formas de cómo ganar, pero solo había información muy poco fiable y para el colmo, algunos decían: “las condiciones de victoria son muy aleatorias, así que si quieren terminarlo, resenle a diosito”.

–Este es el peor juego habido y por haber. Ahora entiendo las quejas de los jugadores.

Pero aun así, tomé la poca cordura que me quedaba y comencé a pensar en una forma de pasarme este juego.

“No quiero pasarme varias días jugando a esta mierda.”

No quería gastar mi preciado tiempo jugando solamente al juego de mi hermana menor. 

Quisiera simplemente dejarlo y ya, pero quiero resolver el malentendido con mis padres.

Mientras pensaba en eso, vi llegar un mensaje de mi hermana a mi celular.

“Qué divertidas son las vacaciones en el extranjero~ Recuerda que si completas el full del juego, te llevaré un recuerdito~”

“Maldita hermana menor…”
El mensaje que me llegó vino con una foto, era ella y sus amigos en traje de baño en la arena de alguna playa.

¡¿Acaso piensa que me pondré feliz por ver a mi hermana menor en traje de baño?!

“¡Lo está disfrutando mientras yo aquí con el maldito juego que me encasquetó!”

Le dije más o menos eso en un mensaje y se lo envié. No pasó demasiado para recibir una respuesta.

“¿Oh, en serio te parece buena idea decir eso~? ¿Acaso quieres que no resuelva ese asuntito que ya sabes?”

“¡Kuh!”
“Buena suerte con el juego, hermanito~”

Me cuesta admitirlo, pero ella lleva las riendas en esto.

Al final de todo, me la pasé toda la noche jugando y revisando la lista de items descargables de pago.

“No creas que soy un adulto trabajador por nada… gastar esta cantidad es un chiste en comparación con lo que se gasta en los soshages… ¿Hmm?”
Mientras revisaba la lista de items de pago, encontré lo que parecía ser un typo.

Las partes de batalla en este juego se jugaban con barcos vs barcos, pero el nombre del item que estaba viendo decía “nave espacial”.

Su diseño era ciertamente lo que decía que era, una nave espacial.

“¿Una nave espacial en un juego de fantasía? Dios, son un caso perdido. A ver… ¿Luxion?”

Probablemente era la nave con las mejores características de la lista, porque era la más cara.

Metí a Luxion y otro item en mi carrito y confirmé el pago, tan pronto como lo confirmé, comencé a descargarlo.

“Es un dolor de pelotas gastar 2000 yenes en un juego para mi hermana, pero espero que pueda terminar este calvario rápido con esto.”
Y así, al solucionar el problema de las partes de batalla con el poder del dinero, puse todos mis esfuerzos en las partes de exploración y la parte de romance.

Parte 3

 

“–Qué horror. Y recién ahora me doy cuenta de ello.”

En la pantalla del monitor apareció la palabra True End, que significa que había llegado al final verdadero.

Allí los 5 personajes a conquistar estaban reunidos alrededor de la protagonista.

Jamás pensé que sería un final de harem inverso, la chica casándose con cinco chicos.

¿De verdad se le puede llamar final verdadero a esto?
La verdad es que como hombre, no me deja de causar un sentimiento de insatisfacción, ¿pero será que para las mujeres el harem inverso será igual que el harem normal para nosotros?
En fin, como decía, recién ahora me había dado cuenta de algo.

Mi hermana que ahora mismo estaba de vacaciones en el extranjero, vive con mis padres y no tiene ningún trabajo a medio tiempo.

Es más, con todo lo que escuché, me imagino que ni tenía dinero para cubrir todos los gastos de su viaje, pero luego recordé que según los de mi casa, le habían dado unos miles de yenes a mi hermana por pasar sus examenes.

No me cabe duda de eso porque juraría que escuché a mi madre diciendo: “solo espero que apruebe a la primera”.

Mi hermana no es tonta, así que dudo que vaya a gastarse todo su dinero.

Pero, sí creo probable que se gasté la mayoría en su viaje.

¿Será que en parte por eso le pidió dinero a papá y luego a mí?
“De haber sabido de dónde salió el dinero para su viaje, no hubiera desperdiciado mis vacaciones de esta forma.”

Ahora que lo pienso, hoy ya era mi último día de vacaciones.

Y en todas esas vacaciones lo único que hice fue conquistar a chicos guapos.

Si fuera un galge normal, pues a lo mejor ni me preocupaba, pero al ser un otomege, no puedo dejar de sentir que desperdicié mucho mi tiempo.

La parte de la exploración y aventura estuvieron divertidas, aunque me da algo de pesar haber tenido que vender los regalos que le daban los personajes a la chica para poder conquistar a los otros personajes.

La mayoría eran accesorios, que luego vendía por equipamiento para así terminar el juego más rápido.

Esta es una forma de captura inhumana, lo sé.

Al ver el porcentaje de avance en el menú de imágenes y videos, salía un 100%.

“Aaah, por fin con esto terminé este maldito juego… Aunque mi venganza hacia esa enana solo acaba de empezar.”

Me quedé dormido un par de veces mientras jugaba, pero al final no dormí demasiado bien en ninguno de estos días.

Debido a eso, me encontraba un poco más exaltado de lo normal.

“Me muero por decirle a mamá de dónde salió el dinero para ese viaje, y de paso le enseño la foto que mandó. Me muero por ver qué cara pondrá cuando regrese.”
De seguro ellos le darán un buen sermón cuando regrese, y de ser posible quiero estar ahí para grabarla y tener material para molestarla. 

Luego de mandarle la información y la foto a mamá, me levanté y me estiré.

“Bien, para celebrar que todo está resuelto, creo que me daré un festín en un restaurante familiar.”

Decidí ir a un restaurante familiar que quedaba cerca de aquí para felicitarme a mí mismo por mi esfuerzo.

Salí de mi habitación, pero cuando estaba bajando por las escaleras, comencé a marearme.

“¿Hmm? ¿Eh?”
Mi visión se puso borrosa. Traté de sujetarme de algo, extendí mi mano, pero la barandilla no estaba por ningún lado.

Mi visión siguió moviéndose rápidamente, cambiando de posición, y para cuando me di cuenta, ya estaba tirado en el suelo.

“Debe ser… una broma… no quiero… de esta forma…”

¿En serio mi vida va a terminar de esta forma? ¡Ni hablar! Traté de ponerme de pie, pero mi cuerpo no respondía.

Luego mi conciencia dejó mi cuerpo, y todo terminó.

Sí, de hecho todo debió terminar allí mismo, pero por alguna extraña razón… todo empezó.

Parte 4

 

Al parecer la vida no es una única como dicen.

“¡Maldición!”

Me encontraba en una amplia habitación futurista.

El piso, las paredes y el techo estaban todas hechas de metal, y en una de esas paredes había un gran monitor conectado a una caja negra que parecía ser la caja de control.

Estaba en la sala de control de una nave espacial.

Y desde el suelo salieron varios robots humanoides, o mejor dicho solo la parte superior de ellos.

“Expulsando al intruso… ¡Expulsando!”
El robot alzó sus enormes brazos metálicos por sobre mí, Leon Fou Bartfort. 

En comparación yo solo tenía un rifle para defenderme, podía sentir la diferencia de años entre ambas tecnologías.

Pero en sí, acá los antinaturales son los robots.

Lo digo porque al menos mi rifle sí pertenece a la parte de fantasía y espadas de este mundo, porque usa balas mágicas.

Disparé las balas mágicas, las cuales volaron junto con un rastro de luz, destruyendo la barrera mágica de los robots.

Aunque, en sí, los robots no sufrieron daño alguno.

Al parecer los robots veían desde un lente con forma de ojo que todas mis acciones carecían de sentido.

“Ríndete. Ese tipo de ataques no me harán ni un solo rasguño.”

“¡A ver qué te parece esto!”

Dije eso y solté el rifle en mi mano, tomando esta vez una granada.

Solté el seguro de la granada y la lancé, produciendo una gran explosión.

La explosión me mandó a volar hacia atrás, pero logré ponerme de pie, y al parecer esta vez sí le había causado algo de daño a los robots.

“Oh por favor, esa era mi arma secreta. ¿No puedes simplemente caer al piso?”
“… Es interesante ver a alguien de la nueva humanidad usando armas y explosivos en vez de magia. Interesante, pero a la vez decepcionante.”

El robot que ahora tenía una grieta en su ojo estaba lanzando chispas de una parte de su cuerpo.

No pude derrotarlo, pero al menos le causé algo de daño.

Cambié las balas del rifle y luego toqué con mi mano la cuchilla que tenía en mi cintura.

“Y dicho eso, se terminaron los juegos. Es momento de salir de aquí y destruir toda la civilización de la nueva humanidad. Ahora que ya no existe la vieja humanidad, mi última misión será destruir a la nueva, por completo.”

“Amigo, ya deberías dejar las cosas del pasado en el pasado.”

“Para mí nada ha quedado en el pasado, nuestra guerra sigue a día de hoy. Y esta guerra, mi batalla, no terminará hasta que haya exterminado a toda la nueva raza humana.”

– Qué horror.

Llegué hasta aquí con la esperanza de recuperar a Luxion, el item de pago descargable que compré, pero cuando por fin lo encuentro, me comienza a hablar de su vida y de que quiere destruir al mundo.

Vamos por favor, a este paso seré yo el responsable de despertarlo y de paso de destruir el mundo.

Me acerqué al robot, y rápidamente una de sus enormes manos me tomó con fuerza.

En eso, mi rifle cayó al piso.

“¡Kuh!”

Traté de alcanzar mi cuchilla con mi otra mana, pero en eso, el robot acercó su rostro hacia mí y me vio fijamente.

“Destruiré a todo aquel que pertenezca a la nueva humanidad…Exterminar… Exterminar…”
Mientras más apretaba su enorme mano, mi cuerpo iba haciendo sonidos más desagradables.

Soportando el inmenso dolor, y mientras soltaba todo lo que tenía en mi estómago, mezclado con sangre, puse mi cuchilla en la parte de la cabeza del robot.

Mi objetivo era la grieta en su cabeza.

“Vete al diablo, maldita chatarra.”
Activé el mecanismo de la cuchilla, que a su vez activó un resorte que hizo crecer una hoja de unos 40 centímetros.

La hoja de la cuchilla atravesó la ranura en el metal, y el ojo del robot comenzó a tintinear. La hoja de la cuchilla luego lanzó la misma luz que la bala mágica de hace un rato, provocando un gran cortocircuito en la cabeza del robot.

Así, la fuerza del robot fue desapareciendo, y cuando caí al suelo tomé mi rifle.

El robot comenzó a moverse y retorcerse, cayendo al suelo y yo aproveché para treparme en su parte superior y decirle.

“– Yo gano.”

Dejé caer mi cuchilla, y luego caminé hacia el panel de control mientras apretaba con fuerza mi estómago.

Una parte del panel era de color plateado. Mordí mi guante para quitarmelo y puse la mano encima.

“¿Acaso planeas usarme? Prefiero autodestruirme que ser usado por alguien de la nueva humanidad.”

Al parecer al robot le pareció extraño que supiera la forma de cambiar la configuración de administración.

Pude notar por su voz, que era transmita tal vez por los parlantes que estaban instalados en la habitación, un ligero sentimiento de preocupación e impaciencia.

“Solo vine a recuperar mi item de pago, nada más.”
“¿Item… de pago?”
Al poner la mano sobre el panel, sentí un dolor punzante.

Al parecer es un registro de adn. 

Al activarse, el panel mostró varias pantallas.

Navegué por la configuración de idiomas, y encontré letras bastante nostálgicas.

“Jaja, no pensé que el japonés existiera incluso en un mundo diferente.”

“¿Puedes leer japonés?”

Luego de elegir el idioma, las pantallas en el panel mostraron un mensaje de “analizando”.

Al mismo tiempo, unas luces rojas salieron de la habitación y me apuntaron.

No era para atacarme, sino más bien para analizarme.

Al terminar con eso, no pude resistir más y me dejé caer en el suelo.

Apoyé mi espalda en una pared y miré hacia el techo, escuchando la voz de sorpresa del robot.

“… Esto es inaudito. ¿Cómo es que alguien de la nueva humanidad como tú posee las características de alguien de la vieja humanidad? Además, se supone que la nueva humanidad no conoce el japonés, o mejor dicho, el idioma de la vieja humanidad ya ni siquiera debería de existir. ¿Quién rayos eres tú…?”

La verdad me resultaba molesto tener que responder a esa lluvia de preguntas, pero hice un esfuerzo y conversé con él.

“Porque mi alma es la de un japonés. Mi comida favorita es el arroz blanco y la sopa de miso.”

Ah, también me gusta el pescado frito, pensé. Pero al mismo tiempo el robot, llenó de interés, dijo.

“¿Hablas del concepto de reencarnación del alma? Eso es más difícil de creer.”

“Pues si me lo preguntas, tú aquí eres la prueba viviente de que eso puede ser cierto, de que yo estoy aquí y de que puedo hablar japonés. La razón por la que reencarné en ese ‘’mundo de un otomege’’.”

“¿Otomege?”
Sí. Por alguna razón, luego de morir, reencarné en el mundo de un otomege.

Ahora mi nombre es Leon.

Un chico nacido dentro de una familia con rango de Barón, una familia noble aunque pueblerina en este mundo de espadas y fantasía donde la tierra flota.

Mi apellido ahora es Bartfort, una familia barón, aunque solo de título.

Lo raro es que en el mundo de ese juego otome no recuerdo que hubiese una familia llamada Bartfort ni que fuesen barones.

Así que, en otras palabras, reencarné en un personaje mob – una persona sin ningún papel en específico, sin reconocimiento ni líneas dentro del juego, un personaje así de diminuto.

“No te vas a creer esto. ¿Sabías que este mundo está basado en un juego con una historia que no tiene ni pies ni cabeza?”

“… Lo que dices me parece una absoluta locura. Sin embargo debo admitir que ahora tengo interés en ti.”

“Ah pues gracias.”

Luego de eso tosí, cubrí mi boca con mi mano y luego la miré.

Al parecer tosí sangre, mi mano estaba llena de aquel líquido rojo.

Aah, otra vez sucederá.

¿Otra vez moriré de una forma tan penosa?

Reposé mi cuerpo apoyándome en la pared, y luego el robot me volvió a hablar.

“La salud de mi amo ha llegado a niveles críticos. Llevenlo a la sala médica de inmediato–”
Antes de que mi conciencia se desvaneciera, pensé en muchas cosas.

“Si muero… ¿será que reencarnaré en otro mundo? De ser así quisiera ir a un mundo un poco más amigable que este. Y si no es mucho pedir, mejor preferiría regresar a mi mundo.”
Ahora que lo pienso, vivir en mi antiguo mundo era más fácil que este. 

Vivir en este mundo es difícil, y definitivamente el mundo de donde venía, era mucho mejor que este.

“Además, no me he disculpado… con mis padres en mi anterior vida…”

Recordé el rostro de mis padres.

También el rostro de mi hermana menor.

Al recordarla como era, con aquella sonrisa burlona de siempre, no pude hacer más que enojarme, pero por alguna razón, también me sonreí.

“Solo espero… digo, ojalá… que esa diablilla haya reflexionado… un poco.”

Es su culpa que haya reencarnado en este mundo… o al menos eso quisiera decir, pero la realidad es que no lo es. Aun así, tengo derecho a enojarme un poco, ¿no?

Ojalá que mis padres le hayan dado una buena regañada.

Y así, luego de pensar en eso, mi conciencia se desvaneció.

Tags: read novel Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0, novel Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0, read Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0 online, Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0 chapter, Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0 high quality, Ano Otomege wa Watashi-tachi ni Kibishii Sekai Desu – Marie IF Volumen 1 0 light novel, ,

Comentarios